PEN Argentina

5 de septiembre de 2016. Asamblea ordinaria.

asamblea-5-9


 

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 5 días del mes de septiembre de 2016, se reúnen en Montevideo 1545 los señores asociados del Centro PEN Argentina, Montevideo, para tratar el Orden del Día previsto para la presente Asamblea General Ordinaria convocada para las 19 h.

Siendo las 19.30 h y existiendo quórum suficiente para sesionar válidamente en Asamblea, la  señora presidente de la Comisión Directiva Luisa Valenzuela agradece  a los señores asociados su voluntad de participación, y propone dar por comenzada la Asamblea General Ordinaria, por lo que invita a los presentes a considerar el Orden del Día adoptado oportunamente:

Punto Uno: Designación de dos Asambleístas para firmar el acta conjuntamente con la señora presidente. Pide la palabra el sr. Miguel Gaya y propone a los sres. Eduardo Grassi y David Jacobson, quienes son aceptados por unanimidad por la asamblea, y estos expresamente aceptan la designación realizada.

Punto Dos: Consideración de lo actuado por la Comisión Directiva en el período comprendido entre 1º de septiembre de 2015 y 31 de agosto de 2016. En primer lugar toma la palabra la sra. Luisa Valenzuela quien agradece nuevamente el acompañamiento de los señores asociados en esta nueva etapa de desarrollo del Centro PEN Argentino, que está resultando muy exitoso en concitar adhesiones de escritores y personas vinculadas a la palabra, y en desarrollo de proyectos.

Entre las acciones realizadas menciona las reuniones mantenidas con distintas autoridades, como el ministro de Cultura de la Nación, a quien se le hizo saber la inquietud de la entidad por los despidos masivos realizados en el ámbito a su cargo, particularmente en la Biblioteca Nacional, y las dificultades detectadas en el mantenimiento de planes oficiales de apoyo a la lectura, la edición y traducción de autores argentinos. Señaló que algunas estas observaciones fueron tomadas en cuenta, como en el caso de la reincorporación de muchos de cesantes en la Biblioteca Nacional.

También se refirió a los talleres de microrrelatos llevados a cabo con cooperación internacional del reino de Suecia, y dictado a sectores vulnerables en barrios carenciados, escuelas y cárceles, así como la intención de continuar y ampliar la cantidad de talleres el año próximo.

A continuación tomó la palabra el secretario de PEN, Miguel Gaya, quien expuso sobre la importancia de lograr una nueva personería jurídica para la asociación, y los trámites iniciados a tal fin, para lograr la total regularización institucional, así como las oportunidades de desarrollo que dicha personería traería aparejada. Asimismo, detalló el contenido del convenio de comodato gratuito celebrado con SADE Argentina, que generosamente facilitó a PEN de una oficina en su sede central de la calle Uruguay, la Casa del Escritor Leopoldo Lugones.

Seguidamente, David Jacobson  habló del segundo número a publicar de nuestra revista “La pluma en el blanco”, que estará dedicado a la diversidad lingüística y a los excéntricos de la literatura argentina.

El vicepresidente Gabriel Seisdedos tuvo unas palabras dedicadas a la situación económica de la Institución que calificó de “austera pero ordenada”, brindando un detalle de los gastos afrontados, que en su mayoría se relacionaron con los gastos de honorarios de escribanía para obtener la personería jurídica y el acondicionamiento de la sala facilitada por las autoridades de la SADE para que funcione como sede administrativa.

Finalmente, el tesorero Virgilio Tedín Uriburu expuso sobre las diversas ideas y acciones a desarrollar para la búsqueda de los fondos necesarios para seguir adelante con los proyectos expuestos y a desplegar el año próximo.

Puestas estas acciones realizadas a consideración de la Asamblea, las mismas se aprueban por unanimidad.

Punto Tres: Determinación de la cuota social 2017. Formas de pago y pautas para su actualización por la Comisión Directiva. El secretario Miguel Gaya y el tesorero Virgilio Tedín Uriburu resumen que, al momento del lanzamiento de la propuesta de reanudar las actividades del Centro PEN en Argentina en el año 2015, se recaudó entre quienes acompañaron la propuesta la suma de pesos quinientos, y se fijó dicha suma como cuota anual y matrícula inicial para los interesados en sumarse al proyecto. Que así se ha venido realizando durante el año 2016, pese a su evidente depreciación, debido a que no hubo pronunciamiento posterior de la asamblea de asociados.

Que esta Asamblea, que reúne la mayoría de los asociados que acompañan a PEN en esta etapa, tiene potestad como para definir la cuota social del año próximo. Al menos en términos provisorios hasta que una nueva asamblea, ya con la personería jurídica otorgada, y las condiciones técnico contables resueltas, pueda volver a tratar el tema.

Luego de un corto intercambio de opiniones entre los presentes, se llegó a la conclusión que resultaba aventurado fijar una cuota y un régimen de recaudación adecuado, sin contar con los instrumentos de pago apropiados para tal fin. Por lo que por unanimidad la asamblea delegó esta capacidad en la Comisión Directiva, para que con prudencia y fundadamente determina la cuota, que no podrá ser menor a la fijada anteriormente, esto es pesos quinientos anuales, ni superior a su doble, pesos mil, para el ejercicio 2017.

Siendo las 20.30 h y no habiendo más temas que tratar, se da por concluida la Asamblea General Ordinaria.